lunes, 28 de mayo de 2018

SEMANA 28 MAYO -1 JUNIO

MARTES 29 MAYO. EN EL NOMBRE DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO. AMÉN

El valor de la memoria


«Al final del camino me dirán:
-¿Has vivido? ¿Has amado?
Y yo, sin decir nada, abriré el corazón lleno de nombres» (Pedro Casaldáliga)

La memoria no ha de ser una losa que nos llene de tristezas o nos ancle en el pasado. Es parte (sólo parte) de quien soy hoy.
Es comprensible acarrear un poco de nostalgia, si nos recuerda que en nuestra vida ha habido algo bueno, pero no si nos lleva a sumirnos en llanto por lo que ya no está.
El pasado está ahí para hacerme fuerte, no inútil. Para hacerme libre, no esclavo. Para darme vida en los momentos de fatiga. Para mostrarme un horizonte que se abre siempre hacia el futuro. Para recordarme que los caminos no se detienen, no todavía. Que los caminos se entrecruzan, se separan, serpentean, y me descubren siempre nuevas sorpresas, nuevos caminantes, obstáculos y recodos, lugares confortables donde descansar, que hay jornadas de cansancio y otras de reposo, que hay tormentas y luego sol. Y allá sigo, caminando, con mi equipaje ligero pero valioso, con tantos nombres que se siguen uniendo al mío.


¿Qué te hace más fuerte de las cosas que te han pasado?
¿Cómo ves tu propio camino? ¿De dónde viene? ¿Hacia dónde va?
¿Y Dios, ha acompañado alguna parte de ese camino?

 AVE MARÍA…


MIÉRCOLES 30 MAYO. EN EL NOMBRE DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO. AMÉN

tener paciencia a la hora de juzgar

Había un hombre que tenia cuatro hijos. El buscaba que ellos aprendieran a no juzgar las cosas tan rápidamente; entonces él envió a cada uno por turnos a ver un árbol de peras que estaba a una gran distancia.
El primer hijo fue en el invierno, el segundo en primavera, el tercero en verano y el hijo más joven en el otoño.

Cuando todos ellos habían ido y regresado, él los llamo y juntos les pidió que describieran lo que habían visto.
El primer hijo menciono que el árbol era horrible, doblado y retorcido.
El segundo dijo que no, que estaba cubierto con brotes verdes y lleno de promesas.
El tercer hijo no estuvo de acuerdo, el dijo que estaba cargado de flores, que tenia aroma muy dulce y se veía muy hermoso, era la cosa mas llena de gracia que jamás había visto.
El último de los hijos no estuvo de acuerdo con ninguno de ellos, el dijo que estaba maduro y marchitándose de tanto fruto, lleno de vida y satisfacción.

Entonces el hombre les explicó a sus hijos que todos tenían razón, porque ellos solo habían visto una de las estaciones de la vida del árbol.
Él les dijo a todos que no deben  juzgar a un árbol, o a una persona, por sólo ver una de sus temporadas, y que la esencia de lo que son, el placer, regocijo y amor que viene con la vida puede ser sólo medida al final, cuando todas las estaciones han pasado.

Si tú te das por vencido en el invierno, habrás perdido la promesa de la primavera, la belleza del verano y la satisfacción del otoño.
No dejes que el dolor de alguna estación destruya la dicha del resto.
No juzgues la vida sólo por una estación difícil.
Persevera a través de las dificultades y malas rachas… mejores tiempos seguramente vienen por delante.
                                  

AVE MARÍA…


JUEVES 31 MAYO. EN EL NOMBRE DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO. AMÉN

“ESTOY AHÍ FUERA

Érase una vez una mujer muy devota y llena de amor de Dios. Solía ir a la iglesia todas las mañanas, y por el camino solían acosarla los niños y los mendigos, pero ella iba tan absorta en sus oraciones que ni siquiera los veía.

Desde su más tierna infancia había aprendido a practicar sus oraciones y estaba convencida que allí, en la paz y quietud del templo, se encontraba con Jesús cada mañana.

Un buen día, tras haber recorrido el camino acostumbrado, llegó a la iglesia en el preciso momento en que iba a empezar el culto. Empujó la puerta, pero ésta no se abrió. Volvió a empujar, esta vez con más fuerza, y comprobó que la puerta estaba cerrada con llave.          

Afligida por no haber podido asistir al culto por primera vez en muchos años, y no sabiendo qué hacer, miró hacia arriba... y justamente allí, frente a sus ojos, vio una nota clavada en la puerta con una chincheta. La nota decía: "Estoy ahí fuera".

ORACIÓN

Señor, a veces me olvido de los demás y paso por su lado sin escucharlos,
sin hacerles caso y sin comprenderles.

Señor, a veces se cierran mis manos y me olvido que tú nos has creado para formar una gran familia.

Señor, hoy quiero pedirte
que me des la fuerza suficiente para estudiar,
para trabajar con constancia dando lo mejor de mí mismo.

Señor, hoy te ruego que abras mis ojos
y mis oídos para escuchar a quien está a mi lado.

Señor, hoy vengo a pedirte por mis amigos, mis amigas y mi familia.
Que sepa ayudar a todos para hacer más agradable su vida.

VIERNES 1 JUNIO. EN EL NOMBRE DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO. AMÉN

No pierdas el tiempo

            Se acabó el mes de mayo. Ahora tenemos por delante otra tarea quizá menos grata, pero igualmente gratificante: acabar bien el curso.
           
Los exámenes están próximos, y eso es algo que no gusta a nadie. En esta época, los exámenes, trabajos y cuadernos se suceden de forma desenfrenada.

Ahora bien, uno no puede perder de vista que lo más importante no es el examen, sino el esfuerzo y el interés puesto en su preparación. El que no te derrumbes ante la contrariedad o el que te muestres humilde ante el resultado positivo son signos de “crecimiento”.
           
Hay una sabia frase que dice lo siguiente: “Perder un curso es un robo, pero tirar por ello la vida es una estupidez”.

Es más; por ejemplo, a Severo Ochoa le suspendieron dos veces en sus estudios de medicina, y luego fue Premio Nobel.
A Balmes le catearon las Matemáticas.
Ramón Gómez de la Serna tropezó precisa-mente en la Literatura...
Y el caso de Einstein no es nada despreciable: fue un muchacho especialmente retrasado; a los tres años no sabía hablar y sus padres llegaron a resignarse y aceptar la idea de tener un hijo deficiente mental.
           
Pasar los exámenes son metas que tenemos que superar, que ir preparando día a día. Esto no nos tiene que bloquear en ningún sentido, ni nos tiene que dejar angustiados.

Busquemos el suficiente coraje para poder superar las metas y dificultades que hay en nuestro camino.


AVE MARÍA…

domingo, 20 de mayo de 2018

ORACIÓNS SEMANA 21-15 MAIO

LUNS 21 MAIO 2018
“No nome do Pai e do Fillo e do Espírito Santo” Amén

Domingo tras domingo del tiempo de Pascua llegamos ayer a la fiesta de Pentecostés, fiesta del Espíritu Santo, una de las grandes fiestas de la Pascua. En Pascua hay tres grandes días: el domingo de resurrección, la Ascensión, y el domingo de Pentecostés. En estas tres fiestas celebramos el mismo misterio, la resurrección de Jesucristo, pero en cada fiesta destacamos un aspecto distinto de este misterio. ¿Qué celebramos en Pentecostés?
En Pentecostés nace la Iglesia. Es el tiempo del nuevo pueblo de Dios, de la Iglesia, es decir, de todos nosotros. Jesús nos envía a ser sus testigos, pero no nos deja solos. Su fuerza, su Espíritu, siempre nos acompaña.

EVANGELIO (Juan 20, 19-23). “Recibid el Espíritu Santo”

Lectura del santo evangelio según San Juan:
Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas, por miedo a los judíos. En esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:
- Paz a vosotros.
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría
al ver al Señor. Jesús repitió:
- Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.
Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo:
- Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.
Palabra del Señor.


MARTES 22 MAIO 2018
“No nome do Pai e do Fillo e do Espírito Santo” Amén

MARÍA, MUJER SENCILLA DEL PUEBLO

EVANGELIO: Lucas 1, 47-49

«Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada, porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso, Santo es su nombre».


LECTURA

Dios no escoge a una princesa o persona importante en aquella sociedad. Podía haberlo hecho. Y muchos pensarían que era lo más acertado, dada la categoría que le podía corresponder como Madre de Dios. Pero María, ni siquiera era la prometida o la esposa de un sacerdote judío (y había 7.200 en aquella nación tan diminuta); ni era la mujer de un doctor de la ley (un escriba), ni siquiera de un piadoso fariseo, considerados como los grandes observantes de la ley. Mucho menos era la mujer de un potentado (que los había) o de un gran ganadero o un comerciante bien situado. No. El Hijo de Dios nació de una mujer del pueblo, pobre y humilde, conocida por sus vecinas por su bondad. Seguramente con estudios escasos y más escasos bienes aún.

Da a luz a su hijo en un lugar humilde, y no tiene otra cuna que un pobre pesebre. Cuando, con su esposo José, un obrero con un trabajo poco remunerado, va al Templo a la presentación del Niño, llevan la ofrenda más pobre, una pareja de tórtolas. Cuando Jesús vuelve a su pueblo, siendo ya conocido por sus prodigios y sus enseñanzas, sus conciudadanos se extrañan porque sólo era el hijo de una pobre mujer del pueblo: “el hijo de María”.

Pero para Dios, lo importante es la persona, su interior; no lo que posea o el cargo que ostente. María era consciente de su pequeñez, y del favor infinito que Dios había hecho con ella.

Dios quiso a María sencilla, humilde, pobre, pero llena de dulzura, para que todos podamos acercarnos a ella sin complejos. Esa es la verdadera Madre de Jesús, que es el regalo que Dios nos hizo.


REFLEXIÓN

¿Qué es lo verdaderamente importante para ti de los demás?
¿En qué basas tu felicidad?
¿Respetas a los demás, por lo que son o por lo que tienen?

ORACIÓN
María, mujer pobre y sencilla.
Llena de escucha y de acogida del don de Dios.
Tu vida estuvo llena de asombro, de no comprender,
de dejarse hacer, de admiración ante Dios.
Viviste guardando silenciosamente todo lo que acontecía,
meditándolo y contemplándolo en tu corazón.
De tu interior fecundo brotaba la alabanza,
la gratitud, la confianza, la disponibilidad
y el abandono total a Dios.
Solidaria y silenciosa ante la cruz
te comprometiste con la Nueva Humanidad hasta el final.
Ruega por nosotros, amorosa Madre,
en esta hora de la Iglesia que peregrina
hacia el hogar de la Trinidad. Amén.



MÉRCORES 23 MAIO 2018
“No nome do Pai e do Fillo e do Espírito Santo” Amén


MARÍA, MUJER SENSIBLE A LAS NECESIDADES DE LOS DEMÁS

CITA BÍBLICA: 1 Juan 3, 17

«Pero cualquiera que tiene los medios de este mundo para el sostén de la vida, y contempla a su hermano pasar necesidad, y sin embargo le cierra la puerta de sus tiernas compasiones, ¿de qué manera permanece el amor de Dios en él?»


LECTURA

María nos indica cuál es la manera de ayudar y servir, especialmente a los más pobres y necesitados del mundo.
María crea comunión y educa a un estilo de vida compartida y solidaria, en fraternidad, en atención y acogida del otro, especialmente si es pobre o necesitado
María tiene una presencia activa, como madre siempre está atenta a lo que pasa. En las Bodas de Caná, María interviene en la actuación de Jesús. Ella sabe que solo Jesús es la solución de los problemas de la vida, tiene conciencia clara y profunda de que su hijo es Dios y nos pide que siempre hagamos su voluntad.


REFLEXIÓN

¡Qué difícil es dejar nuestras comodidades por compartir con los demás tiempo, esfuerzos, trabajo, espacios…!
¿Me pongo en la situación del otro? ¿Estoy pendiente de las necesidades de mis compañeros de clase?
¿Caigo en la cuenta de que mi familia también necesita de mi generosidad, de mis buenas palabras, de mis gestos agradables, de mi cariño?

ORACIÓN

María, tú que fuiste atenta y servicial en tantas ocasiones,
danos un corazón sensible a las necesidades de los demás.
Enséñanos a salir de nuestras comodidades, 
perezas y egoísmos, para echar una mano a los demás.
María, ayúdanos a estar atentos al sufrimiento de las personas,
danos ojos y corazón compasivos. AMEN

María, ruega por nosotros




XOVES 24 MAIO 2018
“No nome do Pai e do Fillo e do Espírito Santo” Amén


MARÍA, MUJER DEL SÍ A DIOS

EVANGELIO: Lucas 1, 38

«He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra».


LECTURA

Cuando pensamos en el "Sí" de María a la propuesta de Dios hemos de pensar que María se dejó guiar por la fe. María dirá que sí, más por confianza y fe, que por conocimiento. Ella apenas podía entender lo que le había sido explicado... y sin embargo, dice que "Sí". Además, la fe de María será puesta a prueba cada día. Ella quedará embarazada. No sabe bien cómo, pero lo cierto es que su corazón está inundado por una luz especial. Aunque su querido José dude, ella vive inmersa en el misterio sin pedir pruebas, vive unida a la voluntad de Dios. Él sabrá encontrar las soluciones a todos los problemas, pero hacía falta fe, hacía falta abandono total a su voluntad.

María también supo esperar, ¿cómo vivió María aquellos meses y las últimas semanas en la espera de su Hijo? Por medio de la oración y de la unión con Dios. María vivió con intensidad ese acontecimiento que transformó toda su existencia de manera radical.

El Papa Francisco destacó que la respuesta de María “es una frase breve, que no habla de gloria o de privilegio, sino solo de disponibilidad y de servicio”. En palabras del santo Padre: “María no se exalta frente a la perspectiva de convertirse en la madre del Mesías, sino que permanece modesta y expresa la propia adhesión al proyecto del Señor”.

María se presenta con una actitud que corresponde perfectamente a la actitud de Jesús cuando vino al mundo: Él quiere ser el Siervo del Señor, ponerse al servicio de la humanidad para cumplir el plan del Padre. Igualmente así hizo María: “Hágase en mí según tu palabra”, Padre estoy dispuesta a servirte.

Estas son experiencias que contrastan con nuestro mundo egoísta y materialista en el que vivimos. María es ejemplo de entrega, de humildad y valentía. A nosotros en nuestro día a día se nos plantean infinidad de situaciones en las que debemos estar disponibles y no reticentes a la voluntad del Padre: a la ayuda, a la entrega, a la solidaridad,…

REFLEXIÓN

En el sí de María está el Sí de toda la historia de la Salvación. ¿Yo soy un chico o chica del sí o soy del no? ¿Soy una persona que mira un poco para otra parte ante las adversidades o digo sí e intento responder a ellas?

Atrévete a decir sí, a decir hágase como dijo María.

ORACIÓN

Oh Virgen María, madre buena,
que fuiste capaz de leer y comprender los signos de Dios en tu vida
y de descubrir el proyecto divino para ti;
te pido que me ayudes a encontrar qué es lo que Dios me pide
y a responder con disponibilidad y docilidad.
Amén.

María, ruega por nosotros




VENRES 25 MAIO 2018
“No nome do Pai e do Fillo e do Espírito Santo” Amén

MARÍA, DISCÍPULA DE JESÚS

CITA BÍBLICA: Hechos 1, 14

«Todos ellos perseveraban en la oración, con un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos».


LECTURA

A nadie nos pasa desapercibido que es el evangelista San Lucas, el autor del tercer evangelio quién resalta de manera notable, el protagonismo de las mujeres en un su obra. Protagonismo que alcanza su máxima expresión en la figura y presencia de María. Lucas la presenta como modelo de discípulo que ha de recorrer el camino junto al de su hijo.

La figura de María es clave para los que tenemos fe en Cristo: es maestra y discípula. Es el perfecto instrumento de Dios.

Es maestra por ser discípula, por estar totalmente abierta a la escucha y a la participación en el destino de su Hijo muerto y resucitado. En ella, escucha y seguimiento, están íntimamente unidos.

No solo es madre, es también nuestra maestra y guía en el seguimiento de Jesús; ella nos “ayuda a mantener vivas las actitudes de atención, de servicio, de entrega y de gratuidad que deben distinguir a los discípulos de su Hijo.

María es dichosa y bienaventurada, no sólo por el hecho físico de haber tenido a Jesús en su vientre y haberlo criado con amor y esmero, sino por haber creído en su palabra, haberla guardado en su corazón y hacerla vida durante toda su vida.


REFLEXIÓN

Cuántas veces recurrimos a la oración sólo en los momentos de dificultad, cuando necesitamos cosas concretas. Entonces, nos viene la fe de repente e invocamos a nuestra madre para pedirle cosas que dependen sólo de nosotros…

ORACIÓN

María, te pedimos decisión y confianza para nuestras vidas:
decisión para anunciar el mensaje salvador del Amor,
confianza para abandonarnos en sus manos como tú.
Queremos ser mensajeros
de la Buena Noticia de Jesús en nuestro mundo. Amén.

viernes, 11 de mayo de 2018

3ª SEMANA DE MAIO (14-16 MAIO)

LUNS 15 MAIO 2018
“No nome do Pai e do Fillo e do Espírito Santo”

Lectura del santo evangelio según san Marcos (16,15-20):
En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: «ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en m¡ nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.»
Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.                                                              Palabra del Señor
 Los relatos evangélicos enseñan a vivir la fe no por obligación, sino por atracción. Hacen vivir la vida cristiana no como deber, sino como contagio.
Hemos de volver al Evangelio como nuevo comienzo. Tiene razón el papa Francisco cuando nos dice que el principio y motor de la renovación de la Iglesia en estos tiempos hemos de encontrarlo en «volver a la fuente y recuperar la frescura original del Evangelio». Esto es, volver al mensaje original de Jesús. Hagámoslo presente



MARTES 15 MAIO 2018
“No nome do Pai e do Fillo e do Espírito Santo”


DÍA INTERNACIONAL DE LA FAMILIA

LECTURA BÍBLICA: 1 Corintios 13, 4-7
«El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta».

LECTURA -
REFLEXIÓN: Este día nació para recordar que la familia es lo más importante

El centro de todo es la familia, que nos aporta el soporte y la ayuda para avanzar en la vida.

El 15 de mayo de cada año, se festeja el Día Internacional de la Familia. No es un día comercial, y tal vez por eso, no se conoce tanto. Para festejarlo y disfrutarlo, solo hace falta compartir con nuestros seres queridos.

El origen de esta celebración se encuentra en 1994, que fue declarado por las Naciones Unidas como el Año Internacional de la Familia, para reflexionar y celebrar a las familias del mundo. Desde antes de ese año, el concepto de familia había comenzado a cambiar -se amplió-, y esa fue una de las causas por las que se decidió asignar una fecha especial a las mismas. 

Lo principal y más importante al celebrar este día, es que no importa cómo es tu familia, lo que importa es el amor que os tenéis y la ayuda y comprensión que todos os brindáis.

El 15 de mayo, es un día muy especial para recordar lo mucho que quieres a tu familia y para pasar juntos un tiempo muy valioso, que a veces nos olvidamos de compartir. 

Piensa en algún momento que haya sido muy especial para toda tu familia. Seguro que habrá habido muchos y todos los que están por llegar.
 “Qué bonito estar con gente que te ama”… “Tenerte conmigo”, “Qué bonito es el amor que me regalas”… “Estando contigo”…





MIÉRCOLES 16 MAIO 2018
“No nome do Pai e do Fillo e do Espírito Santo”

María nos ayuda  a no perder el Norte

Vamos a seguir intentandaplicar a nuestra vida lo que María vivió. Sel Evangelio no nos dice nada a nosotros, no tenda sentido seguir diciendque es palabra dDios dirigida a cada unde nosotros.


HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR” es una de las frases más representativas de María. A todos nos cuesta mucho no poner condiciones, ofrecernodesinteresadamente a los demás para lo que seaPor ejemplo, en un trabajo de grupo o en el colegio o en cascuando vemos que hace falta algo s bien, tendemos  escurrir el bult  a menos  dejar clar desd e principio que a   cambio tenemos que sacar algo. María siempre ha sido para los creyenteejemplo de todo lo contrario. Se a y no pone condiciones. Se fió de Dios. Y eso es muy difícil.
¿Recuerdas alguna vez que te has fiado de alguien y luego te la ha jugado por detrás o se ha aprovechado de ti? ¿Te han dicho alguna vez eso de hay que ser bueno pero no tonto? ¿Lo has dicho tú? ¿Crees que es posible fiarse tanto de alguien que llegues a entregar tu vida de una manera tan desinteresada como María, aunque te arriesgues a que algunos te llamen tonto?

REZAMOS  JUNTOS: AVE MARÍA